miércoles, 4 de marzo de 2020

Supuesto zasca de un comandante de IBERIA a Santiago Carrillo

Recordemos que la figura De Santiago Carrillo, asesino y genocida, ha sido de las más blanqueadas por la política española. Sobre todo desde la transición del 78 en la que se dice que él fue parte activa como representante del antiguo PC. Aún ahora, y para vergüenza de gran parte de los españoles, este asesino y genocida sigue teniendo calles con su nombre en varias ciudades de nuestro país. 

De este despreciable personaje, también hay que recordar que entre todos los asesinatos que cometió y ordenó, destacan dos en particular. El de su primera mujer, que tras una fuerte discusión terminó estrangulándola y posteriormente enterrándola en el jardín del chalet de la Pasionaria, según cuentan varias fuentes históricas.   Y su participación del asesinato de Trotsky en México, según dicen, un asesinato ordenado por otro gran genocida, Stalin. Aunque por lo que más hay que recordar a Santiago Carrillo, debe de ser por la brutal matanza de inocentes de Paracuellos del Jarama, donde fusiló a más de 7.000 personas entre las que había centenas de niños. Un genocidio en toda regla.

Tras su blanqueo, Carrillo se debió sentir tan importante, que en un viaje en avión le hizo una petición al piloto, y esto fue lo que supuestamente pasó.

“En febrero de 1978 un periódico publicó esta noticia sobre Santiago Carrillo, el cual viajaba en un avión en vuelo de Iberia de Barcelona a Madrid.

Textual: "Al parecer el dirigente del P. C. E que volaba de Barcelona a Madrid, le pidio a la azafata, poco antes de aterrizar que el comandante del aparato le permitiera pasar a la cabina para ver Madrid desde el cielo. Como respuesta a la petición transmitida por la azafata se escuchó por los altavoces el siguiente mensaje:
“Les habla el comandante. Dentro de breves minutos tomaremos tierra en el aeropuerto de Madrid-Barajas. Mientras tanto, les invito a que observen por la parte derecha del avión el histórico lugar de Paracuellos del Jarama, donde fueron fusiladas durante nuestra guerra civil siete mil personas inocentes. El que les habla es hijo de una de ellas. El que mandaba el pelotón de ejecución es uno de sus compañeros en vuelvo, don Santiago Carrillo Solares, sentado en la butaca 27-B”. 

Carlos Angulo Álvarez que era como se llamaba el piloto, fue sancionado por Iberia por este comentario, sin embargo, dijo que ese era el mejor dinero empleado de toda su vida”.


Luis Barros.
Share: