viernes, 4 de enero de 2019

2 de enero de 1492, la reconquista de Granada

Uno de los grandes acontecimientos del siglo XV fue la reconquista de Granada, el último reducto musulmán de la península. Además, fue una de las primeras empresas que llevaron a cabo Isabel reina de Castilla, y Fernando rey de Aragón, los Reyes Católicos. Que desde el inicio de su matrimonio ambos tenían en mente la reconquista de Granada. Uno de los motivos principales  para dicha reconquista, fue la religión, cristianos frente a musulmanes, por lo que desde el primer momento el Papa apoyó el plan de los reyes españoles.

Por otro lado, el reino nazarí de Granada, se encontraba en graves problemas por las continuas disputas internas por el poder. Además, empeoraba la estabilidad del reino los tributos que tenían que pagar al reino de Castilla tras la caída de Córdoba para intentar mantener La Paz. Sin embargo, varios emires se negaron a pagar provocando la furia del reino castellano.

El acto que da pie al enfrentamiento entre reinos, es la toma de la ciudad de Zahara por las tropas granadinas, esclavizando a toda su población el 26 de diciembre de 1841. Tras este hecho, las tropas cristianas unas semanas más tarde, atacarían el castillo de Alhama. En ese momento el reino de Granada declararía la guerra al castellano.

En los días siguientes se producirían varios enfrentamientos con resultados significativos. Fernando combatió en Loja en julio de 1482, perdiendo la batalla. Otra victoria árabe se produjo en Málaga con las tropas del emir Abu el Hassan. Esta victoria generó celos en Boabdil, hijo del emir. Esto hizo que decidiera enfrentarse a los cristianos con su propio ejército en Lucena. Fue derrotado y hecho prisionero por los reyes. Aún así, se llegó a un acuerdo histórico en el que le dejarían libre si les ayudaba a rendir Granada enfrentándose a su padre, un acuerdo que aceptó.

Cuando el emir muere, sube al trono granadino su hijo Abu Abd Allah Mamad, al que se le conocía como el Zagal. Lo que intensificó la guerra civil que se estaba llevando a cabo con Boabdil. Éste se unió con su tío y consiguiuieron tomar el poder de Loja, que entregó al rey católico Fernando.

El rey católico consiguió conquistar Málaga en el año 1487, esto facilitó llevar a cabo acciones militares contra Granada, ataques que debilitarían aún más el poder del reino musulmán mientras los cristianos iban añadiendo territorios bajo su poder. Tras las victorias cristianas, ‘el Zagal’ se rinde y renuncia a la lucha.

Cuando el rey Fernando pensaba que la reconquista de Granada estaba hecha, Boabdil decide romper los acuerdos con Castilla y enfrentarse a los cristianos. Esto hace que el ejército castellano monte un campamento de asedio en la zona de Santa Fe en el año 1489. Lugar donde más adelante se firmarían las capitulaciones de Santa Fe, que daban el visto bueno al viaje de Cristóbal Colón, travesía en la que se descubriría América.

Tras casi dos años de continuos combates, se produjo la rendición de Granada el 2 de enero de 1492, Boabdil tuvo que entregar las llaves de la ciudad a los Reyes Católicos.

Boabdil abandonó la ciudad entre lágrimas haciendo célebre la frase que le dedicó su madre al salir de Granada. “Llora como una mujer lo que no supiste defender como un hombre”.

Con esta victoria de los Reyes Católicos, se ponía fin a casi ocho siglos de reconquista.



Luis Barros.
Share: