viernes, 7 de diciembre de 2018

No se quejan por no poder estudiar, no. Se quejan por no tener pagas y ropa gratis

Tras varias semanas discutiendo qué hacer con los 140 ‘menas’ del centro de menores del barrio de Hortaleza en Madrid, dichos menores no están por la labor de seguir viviendo en el centro. ‘Curiosamente’, sus quejas no son por no poder estudiarni por no poder aprender un oficio, no. Sus quejas son por no recibir ropa, zapatillas, y una paga. Hay que recordar que estos menores llegaron de forma ilegal y sin acompañante mayor de edad a nuestro país, tras lo cual fueron internados en dicho centro de acogida como dictan las leyes de inmigración españolas.

Según contó uno de ellos en una entrevista al diario 20 Minutos, en su país habían visto vídeos donde compatriotas suyos que llegaron de forma ilegal como ellos, decían como estaban recibiendo ropa gratis y una paga al mes. También ha denunciado que entre los menas se roban entre ellos, a la vez que hay varios de sus compañeros marroquíes que están decepcionados con su situación y que no les gusta vivir aquí.

Desde el gobierno de Madrid se está intentando trasladarles a otros centros, pero los distintos ayuntamientos no están por la labor. Alegando, y con razón, que según informes policiales, las tasas de delincuencia se incrementan en las localidades donde se encuentran centros de menores que acogen chicos magrebíes.


Luis Barros.
Share: