sábado, 29 de septiembre de 2018

Entre cloacas y vaginas, se encuentra una fiscal que no ejerce como tal

En una mesa cualquiera de un restaurante cualquiera, unos comensales, que no son cualquiera, charlan plácidamente, sumergiéndose poco a poco en las cloacas del estado. Eso sí, nadie sabe que uno de ellos está grabando la conversación.

En un ambiente distendido él, pregunta a ella, “¿te cuento una anécdota?”

Ella, “venga”.

Él, “pues hace años buscaba una forma de sacar información importante a personas de interés. Así que monté una agencia de modelos que en realidad, las chicas eran prostitutas preparadas para sacar información”.

Ella, “¡ya está! ¡Éxito seguro!”

Él, “¡ya ves que gilipollez! Pero gente dura, correosa, en los Consejos de Administración, le ponías una ‘chorbita’, se la tiraba y a ese tío que iba a tomar (…) y muerto. Pero la gente es más simple. No he visto gente más tonta. Además, es que es lo importante y contaban las cosas para que las chicas se sintieran cautivadas. Y claro (….) de verdad, de verdad, fíjate qué cosa tan tonta”. “Le llamaba la información vaginal”.

Ella al parecer olvidándose que es fiscal, no ejerce como tal y deja correr los delitos.

En otro momento de la conversación, o en otra distinta, solo él lo sabe, ella intenta no recordar si fue el mismo día o no (...).

Ella, “en un viaje a Cartagena de Indias, jueces compañeros míos, se acostaron con chicas menores de edad”.

Al parecer esta  fiscal, se olvida con frecuencia cual es su obligación. Ya que ni denunció a sus compañeros y ahora como ministra, sigue sin denunciar y no tiene la decencia de dimitir. Dimitir por mentir. Dimitir por no denunciar una red de prostitución. Dimitir por no denunciar a personas que se acuestan con menores de edad. Dimitir porque una persona que esconde tal información no puede dirigir un Ministerio, y menos el de Justicia, una justicia que ella no imparte. Dimitir porque una persona como ella, no está capacitada para representar a los españoles.

¿Dónde está ese supuesto gobierno que supuestamente venía a limpiar?
Yo me pregunto muchas veces qué entenderán estos ocupas por limpieza, qué entenderán por un gobierno transparente, qué entenderán por no mentir. Desde luego no entienden todo esto como lo entendemos los simples ciudadanos. Debe de ser que para esos ocupas limpiar, significa tapar una supuesta suciedad con su propia suciedad. Que por transparencia, entienden que es lo opaco de sus títulos académicos y sus sociedades para evadir impuestos. Y que para ellos no mentir, significa  desdecirse porque España les necesita, que lo hacen solo por nuestro bien. Así es, lo mejor de todo es que ni se ruborizan al decirlo. Pero claro, como sus socios de este Frente Popular no les dicen nada, les siguen manteniendo por beneficio propio, pues este gobierno ocupa tan tranquilo y a lo suyo, destruir y arruinar España.



Luis Barros.
Share: