lunes, 20 de febrero de 2017

Incoherencia catalanista.

Siempre hemos visto la incoherencia en las declaraciones de los políticos independentistas catalanes, lo absurdo de muchas de sus frases. También nos han acostumbrado con el tiempo a las estupideces de sus actos públicos que suelen acabar en el ridículo absoluto, en la demagogia y la falsedad total. Ya que se dedican a intentar convencer a la gente que sus mentiras son la verdad absoluta, aunque para ello tengan que tergiversar la historia y auto convencerse que esa es la verdad. Al igual que también nos han acostumbrado a sus insultos permanentes a España, a los españoles. Pero últimamente todo lo dicho va en aumento gracias a que los antisistema han ido entrando en la política, algo ya de por si incoherente ya que si son antisistema no creen en la política... pero bueno, otra incoherencia más. A lo que iba. Desde que estos de la CUP y Podemos han ido ocupando cargos públicos, han radicalizado el discurso nacionalista a extremos insospechables. Tanto es así, que la incoherencia ya es una característica habitual en todo lo que dicen o hacen. Como por ejemplo, la manifestación del fin de semana pasado.

El sábado pasado en Barcelona hubo una manifestación a favor de acoger refugiados sirios, cosa que los medios de comunicación se apresuraron ha decir que fue todo un éxito, todo un récord de participación ya que según informaron habrían participado unas 160.000 personas.  Como siempre en este tipo de actos las cifras varían según quien las diga, pero daré por buena la cifra dada. Pero lo que se les ha olvidado decir es que un 40% de los manifestantes eran inmigrantes musulmanes, y otro buen porcentaje también era inmigrantes aunque no musulmanes. Vaya, que casualidad que se les haya olvidado... tienen pérdidas de memoria siempre que hay musulmanes por medio. Obviamente, tras la cifra dada por los medios más importantes todos los nacionalistas salieron sacando pecho ante tal éxito, aplaudiendo lo solidarios que eran y que lo bien preparados que están para acoger refugiados. ¿Dónde quedó lo de Cataluña para los catalanes? ¿Qué fue lo de, no queremos invasores? Ah, claro. También eran incoherencias. Pero que podemos esperar de una banda que su presidente el tal Puigdemont llama extranjeros invasores a los españoles, cuando su mujer es rumana.

Creo que los políticos independentistas se deberían aclarar un poco, ya que no se puede querer dos cosas contrarias a la vez. No se puede decir fuera de Cataluña a los catalanes no nacionalistas, y querer a la vez acoger miles de extranjeros.  No se puede odiar al idioma español, y a la vez decir que están preparados para cambiar al árabe lo que haga falta. No se puede decir que la mentalidad española es machista y patriarcal y que por eso hay que separar a los hijos de los padres, y a la vez dar la bienvenida a personas que su religión les enseña que el hombre está por encima de todo y la mujer es poco más que una hembra para la cría y objeto para su placer sexual. No se puede decir que quieren acoger refugiados por que el pueblo catalán no es racista y acoge a todo el que vaya, y a la vez insultar y querer echar a los catalanes que no piensan como ellos. O una cosa o la otra, pero las dos a la vez es imposible.


Luis.
Share: