miércoles, 25 de enero de 2017

Soldados de ilusión.

La verdad es que con todas las declaraciones que hacen los de la ultra izquierda en los últimos días, es difícil decidir cual está peor de la cabeza. Entre lo de ayer de Tania Sánchez, homenajeando a las abogadas muertas en lo de Atocha cuando no hubo ninguna en la matanza. Lo del tal Guillermo Toledo, justificando la paliza a la chica de Murcia y llamándole basura humana. Y un sin fin de declaraciones de otros tantos, uno no sabe si llorar o reír. Así que llegas a pensar que es imposible decir más sandeces, que estos personajes ya no pueden ser más bobos. O eso pensaba yo, que iluso soy.

Esta mañana me encuentro con lo del alcalde de Zaragoza que dijo en un acto de la academia militar, "que le gustaría una academia militar no militarista." Ojo a la estupidez. Eso es como decir que quiere intelectuales, no inteligentes. Pero bueno, su explicación no tiene desperdicio: Según relató, el militar es un «profesional vocacional al servicio del bien común y de la justicia social» y él está «convencido» de que «la academia actual tiende a educar a sus militares» así y no «a ser militaristas». Añadió que las Fuerzas Armadas, tienen el «reto» de afrontar problemas como «la corrupción, la falta de transparencia, la violencia de género y el mobbing laboral.

Al parecer, a este individuo tanta gomina le está afectando gravemente al cerebro. Ya que se olvidó por completo que esos temas son competencias de la policía y de la Guardia Civil. Sí, esos que tanto odia él y su banda. También habría que explicarle que el ejército está para otros asuntos. Aunque claro. Después de lo que dijo el ex General podemita Julio Rodríguez, que ellos solo utilizarían bombas de ilusión y amistad. No me extraña nada que el engominado no tenga las ideas claras. Igual iba emocionado a la academia para ver si veía alguna bala de felicidad o algún misil de amor, y al no encontrarlos se descentró. Y de ahí todas las memeces que soltó. En fin. Si los tontos volaran, los podemitas no nos dejarían ver el sol.

Y que gentuza así haya llegado a cargos públicos importantes, es para que muchos políticos se lo hagan mirar. Que piensen seriamente en que se ha hecho tan mal, como para que esta lacra social esté infestando puestos de relevancia de nuestro país. No es ninguna tontería, España no se merece esto.

Luis.
Share: