lunes, 9 de enero de 2017

No nos impongan el ISLAM.

Hace unos días leyendo artículos por las redes, me llamó la atención un titular de entre todos los que me habían ido apareciendo. Pero cual fue mi sorpresa que el contenido era más surrealista que el propio título. Tanta fue mi sorpresa, que tuve que releer la fecha para confirmar que no era del 28 de diciembre. Pues no, la noticia era totalmente cierta. Según decía el artículo, el PP estaba valorando seriamente imponernos en el calendario laboral festivos islámicos. La información era más o menos así: El director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Javier Herrera-García Canturri, ha señalado la posibilidad, en una entrevista concedida a Europa Press, de que el Gobierno incluya algunas festividades musulmanas, como la Ruptura del Ayuno, en el calendario laboral español, cediendo así a las presiones del colectivo islámico. De este modo, Herrera ha asegurado que esto es algo que el Gobierno de Mariano Rajoy está “contemplando”, si bien ha subrayado la dificultad de que se lleve a término, ya que el número total de fiestas es inmodificable (por tanto, si se quisiera introducir otra, habría de hacerse en sustitución de una fiesta cristiana o civil).

Sé que desgraciadamente Europa está siendo infectada por la corriente del buenismo pro islam. La prueba como todos sabemos, es la Gran estupidez de acoger a una exagerada cantidad de supuestos refugiados sin ningún tipo de control. Con las consecuencias que llevamos viendo desde hace ya bastante tiempo a mi parecer. Pues parece que da igual que Europa sea atacada de diversas formas. Da igual que nos pongan bombas, que nos disparen de forma indiscriminada, miles de ataques sexuales, o que nos lleven por delante con un vehículo. Para todo esto siempre hay algún tipo de excusa buenista, sobretodo por los políticos de la izquierda. De ahí que me sorprenda que el PP se esté planteando dicha medida. Y no es que solo me sorprenda, también me ofende que piensen en imponerme festividades de una religión radical con la cual no comparto absolutamente nada. Que por cierto. Dicha religión nos llama infieles y que por ese motivo merecemos morir.

También me surge una pregunta, ¿qué piensan las mujeres del PP de esta medida? Por que no hay que olvidar que el islam considera a la mujer poco más que una hembra para la cría y dar placer al hombre. ¿De verdad están de acuerdo con esto? Me encantaría saber su opinión, ya que dudoque estén de acuerdo con lo que predica el islam sobre ellas.

Tampoco logro entender por que días quieren cambiarlos. Ya que si es por ceder a la presión del minoritario colectivo islámico, igual para no ofenderles hay que hacer lo que algunos colegios, no celebrar la NAVIDAD. ¿De verdad vamos a ceder en esto? Porque si cedemos habremos perdido una parte de nuestra cultura. Si cedemos, habrá que ceder en muchas más cosas. Ya que a esta gente si les das la mano, se cogen el cuerpo.

¿Y después qué será?

Share: