lunes, 4 de julio de 2016

El veleta.

El líder de Ciudadanos ha ido modulando poco a poco su discurso adaptándolo a las circunstancias. Empezó afirmando que no iba a apoyar a ningún Gobierno ni del PP ni del PSOE; afirmó que no iban a entrar en ningún Gobierno que no estuviera presidido por él; pactó luego con Pedro Sánchez y se mostró a favor de entrar en su Ejecutivo.

Y de su negativa a apoyar a Rajoy, al que asegura ahora que nunca ha vetado, incluso con una abstención, ha pasado a abrir la puerta a entrar en un Ejecutivo del PP "siempre que no sigan las mismas personas".

23 de Junio del 2015.

: Rivera afirma que "ni él ni nadie de su partido entrará en carteras ministeriales de gobiernos del PP o del PSOE". "No aspiro a ser el ministro de un Gobierno en el que no pinto nada", dijo

. También manifestó que facilitaría formar el gobierno a la lista más votada en caso de que su partido no ganase las elecciones generales del 20D "si es capaz de llegar a acuerdos".

18 de Diciembre de 2015.

Rivera, asegura que en una hipotética investidura del PP –por la que fue preguntado– con el objetivo de evitar que Podemos pudiera llegar a gobernar. Si ganamos pido que PP y PSOE se abstengan y nos dejen gobernar.Si gana uno de ellos nosotros lo haremos y estaremos en la oposición. Fue uno de los más importantes cambios de discurso antes y después del 20D.

Una campaña en la que se sucedieron diferentes posiciones, algunas contradictorias: "Descarto apoyar al señor Rajoy o a Pedro Sánchez", "no vamos a entrar en un gobierno que no presidamos". "No vamos a firmar un pacto de legislatura", "no queremos que sigan los mismos" y "nunca lo van a hacer con nuestro apoyo", fueron sus frases más destacadas.

22 de Febrero de 2016.

: El candidato de Ciudadanos, que ya negociaba con Pedro Sánchez el acuerdo para su investidura, adelanta que tampoco descarta formar gobierno con el PSOE. . "Si hay un pacto suficientemente reformista para España, nosotros nos podemos plantear nuestras posiciones", dijo.

***

Esto es un pequeño extracto de un excelente artículo, de Carmen Moraga.

http://m.eldiario.es/politica/veces-Albert-Rivera-cambiado-opinion_0_531597217.html


Con lo puesto creo que está clara la faceta más importante, del señor Rivera. Se mueve según le convenga la dirección del aire, generalmente la misma dirección del PSOE. Me explico. El señor Rivera, va de naranja y emergente, sí. Pero en el fondo el rojo le atrae y es ahí donde empieza su confusión. Sabe que si está ahí es gracias a los votos de centro derecha recibidos del PP. Pero se marca como social democrata y lo lleva como bandera personal.

¿Social demócrata y de centro derecha?

Esto nos lleva a darnos cuenta de las múltiples caras que tiene. Según le dé llevará una, al puro estilo de una veleta.

¿Es seguro fiarse de alguien así?
Lo siento pero no, sería peligroso. En Cs, hay gente muy capaz de volver al camino que se habían marcado en sus inicios.

Solo espero que se den cuenta rápido de los errores cometidos y puedan reflotar el partido. Ya que a España, le hacen falta partidos constitucionalistas Fuertes y seguros.

Yo, y mi tacto.
Share: