lunes, 25 de abril de 2016

¿Vergüenza o pena?

Sí, siento vergüenza desde hace unos meses que empezaron las ofensas, los insultos, las humillaciones, los desprecios, y el poco respeto a casi 900 muertos y miles de víctimas.
Sí, siento vergüenza desde la puesta en libertad de un cabecilla etarra, un asesino, ya que para mí un individuo que pertenece a una banda terrorista es eso, un asesino, da igual quien organice, quien de la orden o quien ejecute, todos son lo mismo, terroristas y asesinos.
Pues lo dicho, desde que estaba a punto de quedar en libertad hemos tenido que escuchar todo tipo de tonterías, desde que era un preso político, hasta que es una pieza fundamental para la paz.
Sí, siento vergüenza al escuchar que el etarra Otegi es un hombre de paz... O yo no sé que significa paz, o el concepto de paz para los energúmenos es callar matando a quien no piensa como ellos.
Al parecer y a pesar que estamos en un país democrático, paz también significa conseguir los objetivos políticos, por cualquier medio, extorsión, coacción, chantaje, secuestro o directamente matando.
Pero también siento pena por todas esas víctimas, que tienen que ver y escuchar todas esas alabanzas  hacia ese asesino que está libre y con un trato casi de jefe de estado.
Si para mí es insultante ver todo eso, no quiero ni pensar lo que sentirán las personas que han perdido un familiar, o amigo.
Sé perfectamente que si está libre, es que cumplió su condena, por que a pesar de lo que es tiene derechos... Podemos estar de acuerdo o no, pero las leyes y la justicia son así.
Pero lo que ya no entiendo, es el tipo de trato que le dan ciertas personas, o como les llamo yo, los palmeros Otegi...
Entre los que están los de la izquierda radical rodeados de todos sus mermados, como por ejemplo, el Évole este...
Vamos a ver, entiendo que para un periodista lo principal sean las primicias, y que valga casi todo... Pero tratar casi de colega y dar voz a un terrorista, no vale.
Pero cuando pensaba que habían llegado al límite de la estupidez con este personaje, cual fue  mi sorpresa y estupor, cuando escuché que dos de sus palmeros... Los líderes de los dos partidos comunistas, Iglesias y Garzón, le llevarían a Bruselas a no sé que tontería. Y digo tontería por que la cuestión no es a lo que va, no, la cuestión es que va.
Así que sí, siento vergüenza de la imagen que estos individuos, están dando de España, mi país.
Y a la vez también siento pena de lo que pensará el resto del mundo, al ver que los españoles pasean por la capital europea, a un terrorista.
Que pensarán de nosotros, que después de décadas luchando contra el terrorismo, con centenares de muertos y miles de heridos y víctimas, ahora llevamos a uno de sus cabecillas y le llamamos, hombre de paz.

Así que ya veis.
¿Vergüenza o pena?
Las dos.

   Yo, y mi tacto.
Share: